•·.·★°☆*ღ H o m e | G u e s t b o o k | F a c e b o o k | N o t i c i e s | W W W | F A Q | C o n c t a c t ღ*☆°★·.·•

jueves, 21 de febrero de 2008

Crítica de El Corazón de Arlene

Esta Crítica a sido escrita por mi hermano; Fernando Palacios León

El corazón de Arlene de Victoria Francés, Valoración 4 Estrellas.
El idioma de las cicatrices

La última obra de Victoria Francés es un viaje a través de los sentimientos de aquellos que se encuentran al margen de la sociedad. Bajo el pretexto de una vendedora de muñecas y su prematura muerte debido a un cáncer de mama en la ciudad de Nueva York, el lector se adentra de la mano del personaje de Arlene y los latidos de su corazón en una historia, que como ocurre en "El Principito", es una búsqueda de comprensión de los sufrimientos, una búsqueda de la compasión con el otro.

La historia, puede decirse que ha de situarse en un segundo plano frente a las imágenes, pues es donde la mano de Victoria Francés deja su impronta y su sello de calidad. Partiendo de las premisas románticas de su estética, la ilustradora, profundiza en un lenguaje más metafórico de su pintura si bien sigue siendo figurativa y muy realista. Las láminas que conforman el libro mantienen la oscuridad característica de los fondos de Victoria, sin embargo, lo fundamental de cada lámina es la marca del sufrimiento, la cicatriz, en la expresión de los personajes. En un libro que busca la compasión con el que sufre es muy importante impresionar al observador, llevarle a una reflexión a través de la imagen, y aunque Victoria aún adolece de recargar demasiado con la estética romántica su estilo consigue lo que se propone, que es remover la conciencia de quien abra las páginas de su libro. Bien podría haber escrito un cómic con final feliz, o simplemente una historia de amor. Pero el ejercicio de la sensibilidad a través de la pintura, de los símbolos, ya merece que se tenga en cuenta este tipo de pintura literaria, si es que se puede llamar así a este género.

La obra está llena de alusiones metapictóricas y metaliteratias, como al cuadro del Grito o al libro del Principito en la camiseta del niño enfermo de cáncer, una de las mejores láminas de todo el libro; lo cual habla de una artista con una formación cultural importante, que hace acopio de las tradiciones en las que se ve mejor reflejada su sensibilidad. Esperemos que el Corazón de Arlene, sea sólo el comienzo de una evolución estética dentro de la obra de Victoria Francés, y que guíada a través de los latidos de su corazón como la muñeca del libro, su pincel nos muestre el camino de la compasión y nos haga comprender mejor el idioma de las cicatrices de aquellos que están al margen y necesitan nuestro amor, nuestro apoyo y nuestra tolerancia. El mero hecho de intentarlo ya merece la pena.

3 comentarios:

Irekus dijo...

Realmente no tengo palabras. No me suelen gustar mucho las críticas, pero ésta realmente me ha abierto los ojos, hay un sentimiento que hace pensar de otra forma.


Le doy la enhorabuena a tu hermano por su gran trabajo.



Un beso a los dos.

Ayme dijo...

Excelente crítica, tu hermano escribe genial, felicidades.

:)

Anónimo dijo...

Criticas como esta te dan ganas de leer hasta desacerse los hojos. Espero poder leer mas criticas de tu hermano en futuras ocasiones